alquiler de barcos barcelona

NOTICIAS



Veleros Voladores


barco de alquilerLos llamados Moth son diminutos barcos de vela (de 3,5 metros de eslora y unos 20 kilogramos de peso) cuyo casco emerge un metro del agua gracias a una especie de hidroala para ofrecer una navegación vertiginosa. Pueden alcanzar con relativa facilidad los 30 nudos de velocidad.

Aprender a domar estos insectos no es fácil y pueden adquirirse por poco más de 12.000 euros. Virar y trasluchar en el aire es «muy complicado». No tanto «ir en línea recta entre dos puntos».

Existen catamaranes de vela y trimaranes armados con foils y también se está estudiando la posibilidad de instalarlo en las clases IMOCA.

Las velas se triman de la misma manera que en una embarcación corriente y dispone de unos dispositivos para regular los foils. Hay que estar muy atento porque al menor despiste se vuelca.

El Moth es muy veloz, como se vio en el pasado Campeonato del Mundo, donde algunas unidades superaron la barrera de los 30 nudos. Las condiciones ideales son de viento en torno a los 15 nudos y mar plano. Los foils se pueden regular bien hasta un metro de ola. En caso de que las condiciones no sean adecuadas, por ejemplo con cinco nudos de viento o menos, o durante la maniobra de salida del puerto, el Moth puede navegar sobre su caso, sin necesidad de elevarse.